sábado, 27 de junio de 2009

OLÉ




Seguro que alguna vez habéis tenido la inmensa responsabilidad de continuar aguantando el listón alto. De que si hace tiempo se os colgó la etiqueta de bueno en esto, lo otro o lo de más allá, tengáis que seguir actuando acorde con eso, bajo pena de fallar, desencantar o defraudar al personal al hacer algo mediocre después de eso.

Pues bien, si tenéis veinte minutos, os recomiendo fervorosamente que veáis esta charla de la escritora estadounidense Elizabeth Gilbert. Un abrazo desde aquí a Aura por enviármela.

Básicamente, nos ofrece una nueva perspectiva –en la que todos deberíamos al menos darle un pensamiento- sobre el hecho de considerar a alguien un genio o algo una obra maestra. Ella argumenta que el genio debería ser considerado –igual que hace siglos- como algo externo a nosotros, una especie de esencia que no depende de uno mismo y que, a veces nos hace crear obras de arte sin que, nosotros podamos controlarlo.

Si esto es así, no deberíamos tener miedo al éxito o al fracaso que pueda seguir a un gran logro. Así que, como ella dice, sigamos disfrutando aquello que hagamos, cualquier que esto sea, mientras dejamos al genio libre para que en alguna ocasión se digne a visitarnos en el momento adecuado, y escuchemos el… Olé.

2 comentarios:

  1. ya la había visto... está muy bien...

    ResponderEliminar
  2. zEke: Si, ¿verdad? Toda esta web está muy bien...

    ResponderEliminar